Lo Popular en lo Cotidiano

En este largo proceso de formación de nuestra identidad como Nación, que comenzó antes de 1821, las representaciones artísticas elaboradas en el interior de nuestro país, ocupan un lugar importante.

Al inicio del periodo virreinal, el arte para iglesias y los adornos domésticos fueron traídos desde España, pero con el pasar del tiempo, las obras se fueron elaborando en talleres locales, donde las técnicas prehispánicas se mezclaron con los saberes occidentales. En los centros de poder provinciales como Huamanga, Cusco, Trujillo, entre otros, se fueron creando objetos de una importante originalidad, colorido, y diseño, a manera de interpretaciones de obras europeas, pero con un carácter totalmente peruano.

El proceso de independencia de nuestro país, ha sido estudiado por diversos investigadores haciendo hincapié en los personajes que dirigieron la gesta; pero muchas veces se ha dejado de lado al pueblo, a los actores sin nombre y a la vida cotidiana de dichos personajes en aquellas épocas.

Los artistas populares forman parte de los actores sin nombre, de lo cotidiano y lo reflejan en sus obras. Ellos han elaborado piezas en diferentes soportes, que nos muestran costumbres, ceremonias y procesos sociales de los pueblos a los que pertenecen. Toda esta vida cotidiana registrada en estas obras, se fue formando a lo largo de los siglos, aun antes del inicio de las luchas por la independencia y continúa hasta nuestros días.

 

chevron-down