Celebraciones que Unifican

Durante el siglo XX se realizaron conmemoraciones para las celebraciones por la independencia y éstas se realizaron en contextos totalmente disímiles.

En la década de los años veinte, durante el régimen de Leguía, se celebró el primer centenario de la independencia en un contexto de crecimiento económico tras el fin de la Primera Guerra Mundial, que estaba evidenciada en la expansión modernista en la ciudad de Lima.  Las naciones con las que el Perú tenía relaciones diplomáticas se aunaron a estas celebraciones con presentes artísticos que se instalaron en espacios públicos.

Las celebraciones del sesquicentenario de la Independencia se dieron en el contexto del Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada al mando del General Juan Velasco Alvarado. El gobierno militar tenía presente que esta fecha debía congregar a los peruanos y transformar las bases ciudadanas con una serie de reformas políticas y económicas. Su tendencia fue buscar dar luz a héroes identificados  con la sociedad oprimida como los indígenas y campesinos. En este sentido, la figura de Túpac Amaru fue uno de los principales protagonistas iconográficos usados por el gobierno para difundir sus principales reformas.

 

Las celebraciones del centenario y del sesquicentenario de la independencia, fueron empleadas para obtener el respaldo público, ambas se dieron en contextos de dictaduras, una civil y la otra militar.

El Centenario

El Sesquicentenario