Transformaciones, Nuevas Miradas y el Cambio

Las instituciones que se establecieron durante el periodo virreinal dieron paso a espacios de formación como los conventos, escuelas y universidades. Durante esta época se establecieron varias órdenes religiosas, cuyo principal ideario era la práctica de la fe católica, su salvaguarda y la expansión del proyecto evangelizador, una consigna que tuvo mucho arraigo en la población. 

En Lima, capital del virreinato, se establecieron instituciones educativas como algunos colegios y la Real Universidad de San Marcos donde se formó sobre todo a los miembros de la élite virreinal. Allí aprendieron las primeras letras y conocieron el orden jurídico del antiguo régimen, entre otras materias importantes de este periodo.  

Este grupo educado, que conformaba esta sociedad, fue parte de los grandes cambios que se desarrollaron a finales del siglo XVIII, en pleno reformismo borbón. En este contexto, se dieron agitados reclamos de las poblaciones menos favorecidas que padecían malos tratos frente a la administración central. Es allí que la presencia de Túpac Amaru cobra importancia.

La rebelión de 1780 y su posterior repercusión en la sierra sur, fueron el inicio de una serie de levantamientos y muestras de descontento social y político en la región. A inicios del siglo XIX se dieron distintas acciones bélicas en contra del poder central que terminarían con el apoyo de la población a favor de la causa de la independencia. 

Se trata, pues, de una transición social con cambios de las estructuras de poder y de ordenamiento jurídico que dan forma al orden republicano por el que optó nuestro país. 

 

Tanto la Biblioteca como el Archivo Histórico del IRA resguardan importantes testimonios escritos y documentales al respecto de este importante período.

Ordenes Religiosas

Educación

Revoluciones

Levantamientos

Batallas

Héroes Civiles

Independencia