Construcción de la Peruanidad

La construcción de nuestra identidad como peruanos es un proceso dinámico en continua formación y fortalecimiento. Dada la riqueza y extensa historia milenaria que compartimos, iniciamos este proceso identitario hace más de 200 años. Los primeros cronistas y posteriormente los viajeros, nos mostraron un mundo rico en saberes y costumbres, que significó el encuentro de dos mundos completamente diferentes.

Durante los primeros años del virreinato la organización socioeconómica de los nuevos territorios tuvo sus bases en las primeras leyes de derecho indiano. Las órdenes religiosas jugaron un papel fundamental en la organización del territorio y sus pobladores con la creación de las arquidiócesis, fueron los transmisores de la cultura occidental y encargados de la educación durante esos periodos.

Estos procesos no fueron estáticos, pues han sufrido diversas transformaciones y cambios durante más de 500 años, que han resultado en una original identidad. Los primeros tiempos no fueron fáciles, el acomodo a las nuevas formas de vida, a las nuevas leyes borbónicas, generaron las primeras revoluciones en la sierra del Perú, que afectaban la vida fuera de la ciudad. Se suscitaron revueltas, y la más significativa fue la de Túpac Amaru en el siglo XVIII hasta llegar a la independencia en 1821.

La construcción de la peruanidad se ha fortalecido por las acciones de diversos personajes, especialmente los anónimos, y los personajes con nombre propio. En la conformación de una literatura nacional y en la prensa, reconocemos a los pensadores que nos retaban a reflexionar sobre la realidad y el camino a seguir.

A lo largo de esos nuevos tiempos, nuestro territorio sufrió modificaciones en sus límites fronterizos. Una serie de conflictos con países vecinos, unos más complejos que otros, y acuerdos internacionales con y sin beneficios, delimitaron las fronteras del Perú de hoy.

La vida cotidiana es un componente fundamental que va reflejando nuestra forma de relacionarnos, de actuar y de sentir, que en suma muestra nuestras costumbres y la mirada de la sociedad que conformamos. En esta exposición resaltamos ese día a día que muestra el crecimiento de nuestras ciudades, el comercio, la economía, las actividades sociales, las celebraciones y las expresiones artísticas como el teatro y el arte.

Los acontecimientos que probablemente han unido especialmente a los peruanos, son las celebraciones que conmemoran la independencia. Las fiestas cívicas del centenario y el sesquicentenario, significaron un movimiento de la ciudadanía y del Estado en todo el territorio nacional.